/ ESP
síguenos.
             
buscar :
colonoscopía

¿Qué es una Colonoscopía?

Es un examen interno del colon (intestino grueso), empleando un instrumento llamado colonoscopio.

¿Cuál es la causa por la que se hace?

Este examen ayuda a determinar:
  • Evaluar una anemia inexplicable.
  • Evaluar la presencia inexplicable de sangre en las heces, dolor abdominal, diarrea persistente o anomalías (como pólipos) hallados en una radiografía de contraste ( enema opaco).
  • Determinar el tipo y la extensión de la enfermedad intestinal inflamatoria (colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn).
  • Hacer un seguimiento de un hallazgo previo de pólipos, cáncer de colon o un antecedente familiar del mismo.
  • Obtener muestras de tejido para biopsia.
  • Llevar a cabo exámenes para cáncer colo-rectal. Se deben comenzar a hacerse examinar a la edad de 50 años.
El examen también se puede emplear para obtener una muestra de tejido para biopsia.

¿Cómo se realiza?

El colonoscopio es una pequeña cámara adherida a una sonda flexible. A diferencia de la sigmoidoscopía, que evalúa únicamente el tercio inferior del colon, la Colonoscopía examina el colon en toda su extensión.

La persona se acuesta sobre su costado izquierdo con las rodillas flexionadas hacia el tórax. Luego de haber recibido un sedante y un analgésico, se inserta el colonoscopio a través del ano y se avanza suavemente hasta la parte más baja del intestino delgado.

Se insufla aire a través del colonoscopio para brindar una mejor visualización y se puede utilizar la succión para retirar secreciones.

Dado que se obtienen mejores imágenes a medida que se va sacando el colonoscopio, se realiza una evaluación más cuidadosa durante el retiro de este instrumento. Se pueden tomar muestras de tejido con pinzas pequeñas para biopsia insertadas a través del colonoscopio. Asimismo, los pólipos se pueden extirpar con asas metálicas para electrocauterización y se pueden tomar fotografías.

Complicaciones
  • Perforación intestinal (un agujero o ruptura en la pared del colon) que requiere una intervención quirúrgica (menos de 1 de cada l.000 exámenes)
  • Sangrado profuso o persistente en los sitios de la biopsia o en los sitios de extirpación de los pólipos (1 de cada 1.000 exámenes)
  • Reacción adversa a los sedantes, causando problemas respiratorios o presión arterial baja (4 de cada 10.000 exámenes)
  • Infección que requiere terapia antibiótica (muy rara)
  • Náuseas, vómitos, distensión o irritación rectal causada por medicamentos orales que limpian los intestinos
 
Regresar