/ ESP
síguenos.
             
buscar :
hepatitis C

¿Qué es la Hepatitis C?

Es la inflamación del hígado por el virus de la hepatitis tipo C.

¿Cuál es la Causa?

La infección de hepatitis C es causada por el virus de la hepatitis C (VHC) y las personas que pueden estar en riesgo de padecerla son aquellas que:

•    Han estado sometidas a diálisis renal durante mucho tiempo
•    Tienen contacto frecuente con sangre en su trabajo (por ejemplo, los trabajadores del campo de la salud)
•    Tienen relaciones sexuales con una persona con hepatitis C
•    Se inyectan drogas alucinógenas o comparten agujas con alguien que tiene hepatitis C
•    Recibieron una transfusión de sangre antes de 1993
•    Recibieron sangre, hemoderivados u órganos sólidos de un donante que tiene hepatitis C
•    Comparten elementos de uso personal, como cepillos de dientes o máquinas de afeitar, con alguien que tiene hepatitis C
•    Nacieron de una madre infectada con hepatitis C

Otras infecciones por virus de la hepatitis abarcan hepatitis A y hepatitis B. Cada infección de hepatitis viral es causada por un virus diferente.

¿Cuáles son las manifestaciones?

Muchas personas que están infectadas con hepatitis C son asintomáticas.

Si la infección ha estado presente durante muchos años, el hígado puede tener cicatrización permanente, una afección llamada cirrosis. En muchos casos, puede no haber síntomas de la enfermedad hasta que se haya desarrollado la cirrosis.

Los siguientes síntomas se podrían presentar con la infección por hepatitis C:

•    Dolor abdominal (en la parte superior derecha del abdomen)
•    Ascitis
•    Várices sangrantes (venas dilatadas en el esófago)
•    Orina oscura
•    Fatiga (síntoma principal a veces difícil de detectar por el paciente)
•    Prurito generalizado
•    Ictericia
•    Pérdida del apetito
•    Fiebre baja
•    Náuseas y vómito

¿Cuáles se hace el Diagnóstico?

La hepatitis C con frecuencia se encuentra durante exámenes de sangre para un procedimiento físico de rutina u otro procedimiento médico.

•    Enzimas hepáticas elevadas
•    ELISA para detectar anticuerpos contra hepatitis C
•    Prueba PCR para hepatitis C (cuantificación del virus)
•    Genotipo de la hepatitis C. Existen seis genotipos. La mayoría de los mexicanos (70%) tienen la infección por genotipo 1. El 30% de los Mexicanos tienen genotipo 2 y 3
•    Biopsia del hígado

¿Cuál es el Tratamiento?

La hepatitis C es una enfermedad curable en cerca del 50% de los pacientes con genotipo I y en más del 80% de los pacientes con genotipo 2 y 3.

El tratamiento varia de acuerdo al genotipo siendo de 48 semanas para el tipo I y de 24 semanas para el 2 y 3.

Los pacientes con factores de pobre respuesta a tratamiento son aquellos con cicatrización avanzada del hígado (cirrosis), obesos, diabéticos y con resistencia a la insulina, aquellos que han fallado a tratamientos previos y con gran cantidad de virus en la sangre.

El tratamiento actual consiste en aplicar subcutáneamente una inyección semanal de interferón pegilado e ingerir ribavirina (medicamento oral) por vía oral todos los días-

El tratamiento tiene múltiples efectos colaterales, la gran mayoría de ellos controlables. Es importante una comunicación estrecha entre el paciente y el médico, para que no se abandone el tratamiento ya que el apego al mismo es la clave fundamental del éxito.

Cuando un paciente no responde se puede predecir de manera temprana por lo que no es necesario en ocasiones prolongar más de 12 o 24 semanas si no existe respuesta, evitando así efectos colaterales innecesarios.

Una "respuesta sostenida" significa que el paciente permanece libre del virus de la hepatitis C seis meses después de suspender el

En la actualidad existe múltiples medicamentos en fase de experimentación y en un futuro cercano estarán disponibles mejorando considerablemente la posibilidad de curación sobre todo en el genotipo I, logrando respuestas hasta del 70 al 75% con terapias triples (Interferón pegilado, ribavirina y un inhibidor de una enzimas virales conocidas como proteasas)

Complicaciones

La hepatitis C es una de las causas más comunes de enfermedad hepática crónica y cirrosis en México y en el mundo. En la actualidad es la enfermedad por la que se transplantan más pacientes en México y en el mundo.